El turismo en la era del marketing digital

Home / Publicidad / El turismo en la era del marketing digital

La búsqueda online representa hoy en día el primer paso para la mayoría de los usuarios que comienzan a preparar un viaje. Tanto es así que algunos visitan hasta 38 webs antes de reservar un avión, un hotel, o cualquier actividad relacionada con el viaje. El sector turístico debe adaptarse a las nuevas estrategias de marketing digital para ganar clientes potenciales. La clave del éxito es generar contenido de interés y difundirlo a las audiencias con precisión, aprovechando el retargeting personalizado y combinándolo con inteligencia artificial y Deep Learning.

 Un solo cliente que busca reservar un viaje puede visitar cientos de páginas de viajes cada día. La búsqueda se suele producir semanas antes de que se realice la compra final. Esto significa que hay muchísimos datos que los especialistas en marketing digital reciben y a los que necesitan dotar de sentido para emplear en sus estrategias. El número de puntos de contacto en el ámbito de digital para la reserva de viajes crece con mucha rapidez porque los usuarios buscan cada vez más ofertas a través de motores de búsqueda, aplicaciones de reserva y agencias de viajes online, antes de hacer una reserva. Sin embargo, el 39% de las personas que viajan por ocio y el 45% de las que lo hacen por negocio, creen que utilizan demasiados sitios web antes de hacer una reserva. Además, el 43% de los primeros y el 51% de los segundos quieren dedicar menos tiempo a buscar vuelos.

Los proveedores de vuelos, hoteles y alquiler de vehículos pueden reducir este tiempo al realizar ofertas personalizadas en el momento preciso. Es en este punto donde la IA y el Deep Learning pueden representar un cambio para los vendedores digitales del sector turístico. El Deep Learning es una rama innovadora de la inteligencia artificial que imita el trabajo del cerebro humano en el procesamiento de datos y la creación de patrones para la toma de decisiones. Al añadir una actualización basada en Deep Learning (que más tarde se implementaría en el 100% de los algoritmos), las ofertas que se muestran en los banners publicitarios se seleccionan con mayor precisión, lo que a su vez aumenta la efectividad de las campañas de los clientes hasta en un 50%. Pero los algoritmos de Deep Learning pueden ir más allá. Esta tecnología puede equipar a la industria publicitaria con predicciones de los hábitos y deseos únicos de un usuario. Simplifica la experiencia cotidiana de usuario al ofrecer anuncios totalmente orientados que presentan no solo ofertas o servicios con mayores posibilidades de compra, sino también aquellos que aún no han sido visualizados por el usuario o productos en los que ni siquiera habíamos pensado pero cuya probabilidad de compra es bastante alta. Hay un público muy amplio de público abierto a sugerencias, el 30% de las personas haría un viaje incluso si no se planteaban ir a ninguna parte, y otro 25% consideraría ir a un nuevo destino que no habían planeado originalmente. Muchas compañías de viajes a menudo se centran solo en aumentar su rendimiento con proveedores de retargeting.

Pero esta estrategia les brinda también muchas oportunidades creativas para promocionar sus marcas con éxito. La forma más fácil es promocionarse mediante simples creatividades que animen a los usuarios a “planificar su próximo viaje con nosotros” o promocionar los destinos más atractivos relacionados con la época del año, como viajes a países exóticos en invierno u ofertas especiales antes de vacaciones o feriados nacionales. Los más avanzados pueden estar dirigidos a personas que usaron servicios de viaje hace unos meses. Otra opción interesante es promocionar destinos con algunas ventajas, como cómodos horarios de vuelo, asientos en primera clase, Wifi ilimitado gratuito, puntos de fidelidad adicionales u ofertas más económicas. Los usuarios que han estado buscando tales cosas pueden ser fácilmente alcanzados mediante retargeting personalizado.

El análisis de datos es clave

La industria de viajes se distingue por la gran cantidad de información y datos que están disponibles para los clientes de viajes de destino. Recuperar esta información es fácil; el verdadero desafío es analizar que los datos para extraer conclusiones que sirvan para mejorar. Y es aquí donde yace el verdadero potencial del Deep Learning.

 Cuantos más algoritmos de datos sean analizados, mejores serán los resultados de las campañas. El sector turístico debe adaptarse a la mentalidad de recopilar y analizar datos de forma adecuada, aprovechando una visión completa del viaje de compra del usuario como nunca antes se había producido.