“Meme Marketing” La nueva tendencia de las empresas

Home / Redes Sociales / “Meme Marketing” La nueva tendencia de las empresas

Internet ha convertido a los memes en uno de los elementos de moda y en una obsesión para los creadores de contenidos, para los internautas y para las marcas y empresas que están usando la red para intentar conectar con los consumidores. Ahora las cosas no solo logran más éxito y más rápido, sino que además también tienen una vida más corta. Llegan, triunfan, todo el mundo habla de ello y luego desaparecen rapidamente.

Los memes han dejado de ser solo un elemento de comunicación y se han convertido en también algo que las compañías emplean. Es lo que en Forbes llaman ‘meme marketing’. El marketing ha captado también a los memes y ha empezado a usarlos para conectar con los consumidores.

¿Por qué ocurre esto?

Las marcas y las empresas quieren publicar contenidos en redes sociales que no solo les ayuden a estar ahí, sino que también logren mejorar su conexión con los consumidores y sus vínculos con ellos. Por tanto, las compañías están usando todos aquellos elementos que permiten posicionarse de un modo ‘superior’. Tienen que darle a sus audiencias lo que estas esperan encontrar en ese escenario. Y eso supone saber jugar con los memes y saber incluirlos en la conversación.

Las marcas emplean tanto los memes que ya existen como crean memes a su medida. Para emplear los ya existentes, las empresas tienen que saber cómo incorporarlos a la conversación sin que parezca que los están ‘robando’. Es decir, tiene que ser de un modo natural y orgánico al tiempo que original y divertido. Tiene que ‘encajar’ con el meme.

Cómo los usan las marcas

Las compañías crean sus propios memes a medida, con la expectativa muchas veces de que se conviertan en virales y esto les permita multiplicar el alcance del mensaje. De hecho, entre las muchas profesiones que se han creado al calor de las redes sociales hay manager de memes (que se encargan de mediar entre los creadores de memes y quienes quieren usarlos) o creadores de memes. A medida que las empresas quieren usar este tipo de contenidos, tienen que encontrar a quienes les den ese servicio. Estos creadores de memes pueden llegar hasta a pedir 2.000 dólares por cada crear uno de estos contenidos.

Incluso el usar memes ya populares puede implicar tener que pasar por caja. No se sabe muy bien cuánto dinero pueden mover los memes más populares, aunque son cifras muy elevadas. Grumpy Cat se mueve en las 7 cifras en bruto.

Las reglas del juego

Sea como sea y se use como se use (ya sea un meme propio creado para la marca o uno que la compañía emplea de la conversación online), las empresas tienen que tener claras ciertas normas de uso y ciertas reglas del juego.

Antes de hacer nada, hay que tener claro que se comprende realmente de qué va esto y cómo funciona. Usar memes por usar y sin saber qué quieren decir acaba llevando a que las empresas no solo parezcan ese tío que intenta ir de moderno con sus parientes jóvenes, sino también puede empujar a que se metan en un jardín en términos de significado. Además, si no se tiene claro qué significan estas cosas se puede arriesgar a o bien no sentirse cómoda en la conversación o a tomarse demasiado en serio. Los memes son, en la era de las redes sociales, divertidos, graciosos y sin miedo al ridículo.

Por otra parte, hay que generar un contenido que se quiera compartir y publicarlo en el tiempo exacto. Nada peor que emplear un meme cuando este ya ha pasado de moda.

Via PuroMarketing.com